Niños acomplejados por sus padres! :@

Los adultos muchas veces no pensamos antes de hablar, el problema se agrava cuando se trata de un niño  quien le estamos dirigiendo nuestras palabras.

¿En qué mente creen que está bien decirle a una niña, que apenas está entreando a la pubertad, que se ve gorda o fea, o que es tan irritante que merece quedarse sola?

Nosotros somos los mayores, somos quienes estamos en capacidad de razonar y saber que esas palabras no deben ser dirigidas a un niño, mucho menos a una niña en esa etapa, en la cual su cuerpo empieza a cambiar, sus emociones empiezan a ser una montaña rusa, y la inseguridad empieza a inundarla… simplemente no es correcto!!!

niña deprimida

Lastimosamente veo día a día cómo una madre infunde sus propias inseguridades, su propia falta de autoestima en su pequeña. Obligándola a sentir desprecio por la gordura y la fealdad, y obligándola a despreciarse a sí misma. Muchas veces no se dan cuenta del daño que hacen y piensasn que están haciendo un bien al guiar a sus hijas por el camino de la belleza, pero no es así, lo único que están haciendo es sembrar inseguridades que en un futuro próximo será cosechado en forma de bulimia y anorexia.

Así es señores aunque sea duro decirlo, esa es la verdad, muchas veces son nuestros padres quienes sin darse cuenta nos empujan al camino de la anorexia, quienes nos empujan a rechazar el mínimo gramo de grasa corporal. Y es que este tipo de madres que han crecido con ineguridades sobre su propio cuerpo no saben más que contagiárselas a sus hijos, y cómo no va a ser que todo niño quiere agradar a sus padres y hará lo que sea para intentar cumplir sus expectativas.

Soy testigo de como una niña que debería ser feliz comiendo todo lo que desee, que debería disfrutar de paletas y helados, que debería comerse todo su plato de comida, simplemente no los come porque “está gorda”, que deja su plato entero porque “ya está llena”, no come a gusto sus caramelos porque está consiente que tiene mucho azúcar y un exceso de calorías. ¿Qué hace una niña pequeña, con una talla y peso normal contando cada caloría, cada carbohidrato? Y es desesperante que sea su propia progenitora quien propicie este tipo de degradación humana, es simplemente inconcebible sembrar todos esos comlejos en una mente tan delicada y vulnerable y por ello mismo tan moldeable.

Señoras dense cuenta que los niños son niños y deben disfrutar, que sus complejos no tienen por qué ser transmitidos a sus hijos, que cada ser humano es maravilloso por quien es y no por su físico espectacular.

Antes de dedicarse a construir hermosos cuerpos, contruyan primero hermosos corazones, todo lo demás llega por añadidura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s